El futuro del retail

El comercio minorista tendrá que atender a una sociedad profundamente fragmentada a nivel material, pero también con fuertes inconsistencias entre hábitos y posibilidades de consumo. La innovación y creatividad pueden ser las características centrales de la nueva cultura operativa y organizacional de las empresas.* Por Fernando Imposti

19/01/2022 - 08:01 - Industria
Autor: Florencia Lippo


¡Ya nada será como era! ¿Cuántas veces escuchamos esta frase? ¿Cuántas veces nosotros mismos nos la hicimos? ¿Cuánto tuvimos que poner de nosotros para adaptarnos a los nuevos desafíos que se presentaban? La realidad indica que durante estos años de pandemia aprendimos nuevos caminos, nos reinventamos y se fueron desarrollando nuevas indicadores, que cada vez están más arraigados y con mucha más fuerza en nuestra sociedad.

Estamos transitando el comienzo de un nuevo año, un 2022 que muestra que en algunos casos hay establecidas tendencias generales y estas tendencias definitivamente estarán en todas partes.

Como norma general se reconoce y se ve que una de las principales tendencias de crecimiento es el “sentido de responsabilidad”, que se refleja en el uso de nuevos espacios públicos y privados, el sentido y uso de la responsabilidad y la distancia social; estas últimas parecen ser las nuevas grandes normas que atraviesan países, ciudades y regiones, y se interactúa con las mismas como algo cotidiano.

Todo esto está teniendo un impacto significativo en el uso de espacios comerciales, retailers, restaurantes, espacios de entretenimiento e incluso públicos, más ahora con el rebrote de la pandemia a nivel mundial.

Tal como vino ocurriendo el año pasado, el retail se ha enfrentado a uno de los años más desafiantes de su historia y ha visto cómo se han modificado por completo los hábitos de los consumidores en un corto período de tiempo.

Por otro lado, los profundos cambios en el mercado provocados por el Covid-19 han impulsado el desarrollo de nuevas experiencias y emociones vinculadas directamente a los procesos de compra y al consumidor final que seguirán llevándose a cabo a lo largo de este nuevo año.

Ante este escenario, hay tendencias que marcarán en 2022 el futuro del sector. Como no puede ser de otra manera, “los retailers” desean seguir revitalizando y expandiendo las fronteras de su negocio. Por lo tanto, además de seguir reduciendo sus costos, han potenciado que el pago y la experiencia de compra son esenciales para asegurar la conversión en sus negocios.

A su vez, la pandemia ha puesto en valor la omnicanalidad. Sin embargo, es el comercio unificado el que favorecerá una gestión unificada para que las empresas no corran el riesgo de ofrecer experiencias de compra que no satisfagan las expectativas de los consumidores.

Durante 2021, las empresas se han adaptado a una nueva forma de relacionarse con la digitalización como bandera, para proporcionar a los compradores una experiencia (por ejemplo, de pago) más sencilla.

Las empresas cuentan hoy con canales digitales diversificados. Esto se ha convertido en una herramienta fundamental para el crecimiento y se está volviendo vital en la actualidad. No importa si la empresa genera un canal de comercio electrónico, o si simplemente pone un cartel que diga “Pedí a través de WhatsApp”. Todo es para sobrevivir y, en última instancia, para crecer. Esto último no solo es importante para ayudar a las empresas, sino también para intereses comunes: promover el consumo, activar la economía e incluso crear nuevas oportunidades de empleo.

Es de vital importancia que el comercio unificado consolide toda la gestión del negocio en una única plataforma, así como la gestión del stock, los datos de los clientes, los pedidos y todas las operaciones comerciales de una empresa. Impulsar el comercio unificado será esencial para que en 2022 el consumidor interaccione desde distintos canales.

En 2022 los clientes serán más exigentes, darán prioridad a las ventajas tecnológicas y a la comodidad del proceso de compra.

Incluso este factor puede llegar a prevalecer antes que el precio. Los modelos de consumo han obligado a las empresas a acelerar sus procesos de digitalización en los dos últimos años. Por ello, las tiendas se enfrentarán a un sistema híbrido donde el usuario deseará experimentar y extender su presencia digital a los entornos físicos y donde el sector modificará la forma de entender las compras y las estrategias de los retailers.

La efectividad de las experiencias de compra físicas se darán gracias a nuestras estrategias de marketing, una de las que más resaltarán en 2022 es el marketing experiencial.

Como nota importante, el consumidor se encuentra cada vez más involucrado en ser parte de un cambio en el medio ambiente, por lo que los productos y la estructura eco friendly serán tomados en cuenta.

La economía “sin contacto” se volverá cada vez más común, y este método seguirá existiendo; todos los aspectos en la experiencia de las compras priorizarán la seguridad.

En esta escena, el retail tendrá que atender a una sociedad profundamente fragmentada a nivel material, pero también con fuertes inconsistencias entre hábitos y posibilidades de consumo.

Un último punto a tener en cuenta es el desarrollo del entorno tecno/digital: las redes sociales. Las marcas crecieron fuertemente relacionándose con el consumidor durante la pandemia. De acuerdo con Digital 2021 (estudio realizado por Hootsuite y We Are Social), el 53 por ciento  de la población mundial ya se encuentra en redes sociales.

Por lo tanto la venta en los comercios no cambia los pendientes de estos últimos años. Cambiará la fuerza de los mismos. La vieja agenda de “la nueva normalidad” que hoy se plantea, será prioridad.

En definitiva, una cuestión a afianzar es poner foco en los costos, la experiencia omnicanal del usuario y la adopción de la tecnología como canal de respuesta a múltiples problemas que se planteen; la innovación y creatividad pueden ser la característica centrales de la nueva cultura operativa y organizacional de las empresas.  

Desde el interior del Marketing

Fernando Imposti cuenta con una trayectoria de casi 30 años en el mundo del marketing. Es un profesional distinto, puro del Marketing, publicidad y del diseño, que trabajó en distintas empresas, mayoritariamente de Retail. Pasó por reconocidas empresas como Banco Santander, grupo PSA (Peugeot/Citroen), Sodexho , COTO, Grupo CASINO, Supermayorista VITAL, y en la actualidad Grupo Almar (Costumbres Argentinas), entre otras y son muestra viviente de la huella que sus desarrollos han dejado.

Frases como “yo te conozco” son productos de su labor junto a la agencia célebre de los 90 “Agulla & Bacetti”, fue artífice de la creación de los conceptos de la Zona de Entretenimiento de COTO, de innumerables aperturas de esta cadena de supermercados en sus diferentes formatos, los mini, los super e Hiper y luego los centros comerciales. Trabajando para Sevel participó del desembarco de GRUPO PSA en Argentina, teniendo responsabilidad directa en el lanzamiento de la vuelta de la marca al país a través de su auto emblema, el 206, el auto brillante, para Peugeot y el XSARA para Citroen.

Todo en él es sumar valor a la propuesta que le ofrecen. Uno de sus últimos desafíos fue Supermayorista Vital, en donde no solo convirtió la imagen de este mayorista en la imagen más supermercadista de los competidores de mercado, sino que lanzó el primer comercial de la marca “persianas” con una gran presencia de medios.

Hoy sigue aportando y sumando sus conocimientos desarrollando servicios y posicionando empresas como Costumbres Argentinas, con más de 80 locales en funcionamiento.

 


También podría interesarte





© Copyright 2020 - Trade & Retail