Financiamiento pyme en crisis

Las herramientas de financiamiento para las pequeñas empresas son escasas en la Argentina. Según la CAME, el número aumentó a finales del 2021, pero sigue por debajo del 2019.

21/01/2022 - 12:01 - Industria
Autor: Florencia Lippo


Las inversiones productivas parecen ser solo para los arriesgados en la Argentina. Es que, ante la gran incertidumbre económica que reina en el país, muchas empresas encuentran grandes dificultades a la hora de decidir hacer un desembolso. 

Además, el acceso al crédito y al financiamiento para las pymes todavía es una cuenta pendiente a nivel local, ya que estas empresas no cuentan con herramientas suficientes y disponibles para llevar a cabo inversiones, ya sea de infraestructura, tecnología o en contratación de personal.

Los especialistas afirman que el mejor momento para invertir y apuntar a crecer es en una crisis, para robustecer a la compañía de cara a la recuperación o el rebote económico. Sin embargo, esto resulta muy difícil en la Argentina, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas.


Según un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), los préstamos otorgados a pymes registraron un crecimiento del 3,6% en los dos últimos meses del año, después de cinco meses de retroceso.

El dato surge de la comparación de los datos de octubre con los de septiembre, y también muestra una suba del 0,5% comparado con el año anterior. No obstante, el acceso al financiamiento para el sector privado y pyme aún sigue lejos de los registros de 2019, con una baja que llega al 7,2% frente a ese período.

El estudio analiza datos propios y producidos por el Instituto Argentino de Estadísticas y Censos (INDEC) y el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Entre los resultados obtenidos también se da cuenta de una expansión de los montos operados en los principales instrumentos pymes durante noviembre.

Este nuevo informe muestra que entre octubre y noviembre último el saldo por préstamos otorgados a pymes avanzó un 3,6% en términos reales, tras cinco retrocesos seguidos; y que además también volvió a subir en la comparación interanual, donde escaló un 0,5% en términos reales y acumuló un incremento del 4,8% interanual. Permite ver que la participación del sector de las pequeñas y medianas empresas en el financiamiento siguió aumentando, pero en este contexto, y en relación a 2019, el financiamiento al sector privado en general, y a las pymes en particular, todavía continúa cayendo. Vemos una baja del 7,2% frente a 2019 y que el financiamiento al sector privado no financiero en su conjunto también se contrajo un 25,7%”, detalló la entidad. 

En este sentido advirtió que “la regresión que todavía exhibe el crédito otorgado al resto del sector privado no financiero sigue siendo importante para las pequeñas y medianas empresas del país” y reclamó que se continúen reforzando las herramientas y condiciones actuales.

“Aún mejorando el financiamiento, sigue siendo necesario que el sector financiero se comprometa a un acompañamiento firme y real que permita apuntalar el crecimiento esperado en este contexto y en los próximos meses para toda la cadena productiva”, reafirmó.


También podría interesarte





© Copyright 2020 - Trade & Retail